Reciclando, creando luz y espacio en un departamento

Proyecto y dirección de obra

Nos convocaron para rediseñar completamente un departamento en la planta baja de un edificio de 120 años de antigüedad declarado patrimonio cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este espacio lo habita un joven profesional francés  que también utiliza este espacio para trabajar.

Programa de necesidades

Nos encontramos con un hombre muy predispuesto a las ideas y sugerencias de diseño, con muy pocos requerimientos personales. La instrucción del cliente fue conservar y mejorar el aspecto de la cocina y no intervenir de ninguna manera en el baño. Donde estuvo el mayor desafío fue en reinterpretar totalmente el lugar que arquitectónicamente nos impuso serias restricciones. La real transformación se baso en agregar al departamento un entrepiso habitable que prácticamente duplico los metros existentes y otorgarle a todo el espacio amplitud, luz y un aspecto totalmente despojado.

Desarrollo del diseño

En la primera fase trabajamos muy especialmente con la definición de las modificaciones estructurales posibles, las que fueron consultadas con especialistas, con la elección del color y la consigna de reutilizar todos los materiales de obra que fuera posible restaurar y recolocar. Trabajamos permanentemente con uno de nuestros peores enemigos; humedad de cimientos, que tratamos con inyecciones de productos desarrollados para tal fin,  y humedad en las medianeras perimetrales, linderas a un depósito fiscal de autos. Dichas medianeras presentan graves rajaduras y signos de profundo deterioro que no podían ser resueltos por necesitar para ello presupuesto correspondiente al Consorcio de Propietarios del edificio, que está destinando sus fondos a otras reparaciones. Para morigerar este problema la decisión fue casi salomónica; picar a ladrillo los muros perimetrales para permitir que los procesos de humedad/secado se propiciaran mas naturalmente y no tener que lidiar permanentemente con el repintado y arreglo de las paredes afectadas. Para compensar este ladrillo al descubierto utilizamos la misma tecnica en una de las paredes del hall de acceso al departamento, con esto logramos permitir un dialogo entre el comienzo y el final del espacio y otorgar continuidad visual, haciendo que una fortísima restricción comenzara a jugar a nuestro favor, a favor del diseño seleccionado.

También definimos sacar un sobre techo de mampostería que acotaba el acceso al departamento, demoler dos medias columnas laterales, abrir lo mas posible el muro que conecta con el patio interno y allí colocar un cerramiento con características bastante particulares que articulara la posibilidad de delimitar el hall de entrada con el patio y de abrir completamente estos espacios para transformarlos en uno. Además de unificar toda la caja arquitectónica con un blanco tiznado decidimos también equilibrar el solado colocando baldosones claros tanto en el hall de acceso como en el patio, de este modo todo el bloque de ingreso quedo homogeneizado. Intervinimos una parte de los muros exteriores con grandes rayas de color que transforman “el afuera” en un tranquilo y sofisticado punto focal, además de arreglar algunos espacios de guardado domestico existentes.

Siguiendo con el acceso al departamento y por pedido expreso del cliente, intervinimos la cocina con un vinilo de corte vintage que acompaña sutilmente el diseño existente, gregamos en el ingreso una cortina diseñada especialmente para este lugar utilizando la misma paleta de colores regente en el espacio; verde y rojo.  Para otorgarle algún sentido lúdico pintamos una parte de un muro con pintura pizarra magnética y realizamos todos los arreglos correspondientes en muros y techo.

Cerramos con obra seca la comunicación existente entre la escalera que conduce al entepiso y una habitación de la planta baja, para que pudiera ser utilizada de manera privada y sin interferencias y también reformulamos en este mismo espacio, una parte de la medianera lindera con obra seca y una cámara de aire para propiciar también en esta intervención los procesos de humedad/secado. El piso de pino tea fue solamente lijado para poder ser tratado con cera por pedido expreso de nuestro cliente. Este acabado contribuye con el aspecto neutro y despojado con el que trabajamos en todo el desarrollo del diseño.

Lo que en la actualidad funciona como living-oficina, tenía un entrepiso que en la parte superior contaba con una altura de 1.50mts., casi una baulera sin ninguna posibilidad de función; es propicio mencionar que el espacio en su altura total desarrolla poco mas de 4 metros. Desmontamos completamente esta estructura y rearmamos una nueva, mucho más liviana, tanto por el peso específico como a nivel visual, que ubicamos a los 2.10mts del suelo, quedando asi dos estancias funcionales que permiten aumentar la cantidad de metros habitables. Dadas las restricciones arquitectónicas optamos por la colocación de un espejo alargado sobre la pared perimetral que funciona como replicador de luz y a su vez refleja germinalmente la intervención en los muros del patio. Completamos la espacialidad del living haciendo una gran abertura de acceso que permite una amplia comunicación con el hall de entrada/distribución y el patio.

La escalera de madera existente que permite el acceso al entre piso tuvo el mismo tratamiento de lijado y encerado que el piso.

Ya en la planta alta nos encontramos con un hall de distribución en cuyo piso colocamos un entablonado de madera de obra tratada y cetolada, dado que el piso existente estaba en muy malas condiciones y reacondicionamos todo lo correspondiente al cielorraso y muros. Este hall conecta la habitación principal que logramos rearmando el entrepiso del living, en cuyo acceso reubicamos una puerta existente en el lugar. Esta habitación fue intervenida con la premisa de otorgarle luz y circulación de aire, para ello hicimos una pequeña abertura en una pared lateral donde colocamos un ventiluz y reubicamos una ventana de la planta baja sobre la pared que balconea al acceso del departamento para poder capturar toda la luz que a través del cerramiento llega del patio. También reutilizamos pino tea existente para el piso que procesamos con lijado y cetolado. Al otro lado del hall de distribución atravesando un pequeño pasillo se encuentra la tercera habitación; aquí desmontamos un mueble que estaba en muy mal estado, refaccionamos y repintamos muros y corregimos algunos defectos en el cielorraso colocando placas de yeso con protección extra.

Toda la iluminación fue diseñada especialmente para este departamento, luego de ubicar estratégicamente los puntos lumínicos y hacer todo el tendido eléctrico colocamos sobre los muros unos artefactos en madera de balsa y pergamino que iluminan de forma envolvente todos los ambientes, para resaltar el diseño lumínico colgamos en el hall de acceso al departamento dos grandes luminarias cuadradas confeccionadas con los mismos materiales y respetando el diseño elegido.



Deja un comentario